Si todavía no cuentas con un equipo de aire acondicionado en tu casa, aquí te compartimos 4 formas en que puedes lograr un ambiente más fresco sin gastar un solo peso.

ABRE LAS VENTANAS EN HORARIOS INDICADOS. Los mejores momentos para abrir las ventanas de tu casa y permitir la entrada de aire fresco es entre las 5 y las 8 de la mañana, así como al caer la noche. Esto permitirá que los interiores tengan una temperatura agradable por mucho más tiempo.

EVITA QUE EL SOL ENTRE DIRECTAMENTE A TU CASA. Si alguna vez has visto videos de personas caminando por el desierto notarás que cubren en su totalidad la cabeza. Esto es porque, aunque sea una sencilla tela la que cubre su cabeza es suficiente para evitar el golpe directo de los rayos del sol sobre el cuerpo.

Los mismo sucede con los inmuebles. El secreto de tener una casa fresca sin equipos de aire acondicionado está en lograr entornos de sombra. ¿Cómo se logra? Mantener las cortinas (no las ventanas) cerradas o semibajas durante las horas de calor. También puedes usar cortinas opacas ya que son más efectivas que las translúcidas.

UTILIZA PRENDAS CON TEJIDOS SUAVES. Muchas personas suelen cubrir sus sillones o pisos son telas gruesas. Lo más recomendable es utilizar tejidos claros y suaves que permitan mantener la frescura en actividades como ver la television o comer.

RECUERDA NO LAVAR ROPA EN TIEMPOS DE CALOR. En tiempos de calor nunca debes atraer la humedad… y lavar la ropa significa precisamente eso: generar humedad. Evita tender ropa recién lavada dentro de la casa, cocinar por mucho tiempo y encender electrodomésticos a menos que sea necesario.

Fuente: elplaneta.com